Saltar al contenido
Home » Blog » Modelo 232 de operaciones vinculadas

Modelo 232 de operaciones vinculadas

Posiblemente hayas oído hablar del modelo 232 sin tener muy claro qué se declara y has considerado que era algo para grandes empresas o multinacionales, pero esto no es así. Podrías estar obligado a presentarlo sin saberlo y las sanciones de Hacienda no son ninguna broma. Continua leyendo que vamos a explicarte con detalle el modelo 232 de operaciones vinculadas para aclararte si te afecta.

Modelo 232 de operaciones vinculadas: qué es y cuándo se presenta

El modelo 232 se trata de la Declaración informativa de operaciones vinculadas y de operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios calificados como paraísos fiscales. En otras palabras, en el modelo 232 deben detallarse las operaciones con partes vinculadas que superen ciertos límites y (casi) todo lo que tenga que ver con paraísos fiscales. 

El plazo para la presentación es el mes siguiente a los diez meses posteriores a la conclusión del periodo impositivo al que se refiera la información a suministrar.  Haciéndolo fácil, si el ejercicio coincide con el año natural, se deberá presentar durante el mes de noviembre.

¿Quién debe presentar el Modelo 232 de operaciones vinculadas?

La declaración informativa modelo 232 afecta a los contribuyentes que presentan Impuesto sobre Sociedades (IS) y a los que presentan Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR) que actúen mediante establecimiento permanente (EP). También a las entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero, con presencia en el territorio español. Es decir, que si eres autónomo te libras de este modelo, pero si tienes una PYME podrías estar obligado a presentarlo. 

Pero, ¿qué es una operación vinculada?

Como su propio nombre indica, son aquellas operaciones que se realizan entre partes que tienen alguna vinculación, como podría ser un sociedad con su socio o dos sociedades pertenecientes al mismo socio.

A continuación te detallamos qué se considera una parte vinculada en el modelo 232:

  • Una entidad y sus socios o partícipes.
  • Una entidad y otra entidad participada por la primera indirectamente en, al menos, el 25 % del capital social o de los fondos propios.
  • Dos entidades en las cuales los mismos socios, partícipes o sus cónyuges, o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado, participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25% del capital social o los fondos propios.
  • Una entidad y sus consejeros o administradores, salvo en lo correspondiente a la retribución por el ejercicio de sus funciones.
  • Una entidad y los cónyuges o personas unidas por relaciones de parentesco, en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Dos entidades que pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad, cuando ambas entidades pertenezcan a un grupo.
  • Una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

Vaya lista, ¿no?. Si tienes dudas con tu caso concreto puedes dejarnos tu consulta e intentaremos responderte lo antes posible.

Operaciones que se declaran en el Modelo 232

Hemos visto quienes están obligados a la presentación del modelo 232 y qué es una operación vinculada, pero no todas las operaciones vinculadas deben incluirse en este modelo.

Estas son las operaciones que deben incluirse en el modelo 232:

  • El conjunto de operaciones realizadas con partes vinculadas, del mismo tipo y bajo el mismo método de valoración, que superen el 50% de la cifra de negocio de la entidad.
  • Las operaciones durante el periodo impositivo con la misma persona o entidad vinculada por un valor superior a los 250.000 euros siempre que no sean operaciones específicas.
  • El conjunto de operaciones realizadas que superen 100.000 euros en operaciones específicas, del mismo tipo y método de valoración.

También las “Operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios calificados como paraísos fiscales” y las “Operaciones con personas o entidades vinculadas en caso de aplicación de la reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles”, aunque son casos mucho menos comunes en PYMES.

Además, ten en cuenta que para las operaciones que superen 250.000 euros tienes obligación de tenerlas debidamente documentadas.

Tienes una PYME y no tienes claro si debes presentar el Modelo 232. Con ejemplos es más sencillo

Si has leído hasta aquí porque sospechas que deberías presentar el Modelo 232. ¿No acabas de tenerlo claro? No te preocupes, vamos a ver varios ejemplos que seguro te ayudarán.

Ejemplo 1:

Una sociedad de trabajos de arquitectura y reformas que ha facturado 260.000 euros durante el ejercicio 2021. Los socios son dos arquitectos que, como autónomos, facturan a su propia sociedad por sus servicios. Cada uno ha facturado 75.000 euros a la sociedad, por lo que en total han facturado 150.000 euros. Como las dos operaciones son salarios, es decir, son del mismo tipo, y suponen en total 150.000 euros, que superan el 50% de la cifra de negocio (260.000 x 50% = 130.000), estas dos operaciones SI deberán declararse.

Ejemplo 2:

La sociedad del señor F.L.R. (socio único) se dedica al alquiler de pisos. Tiene 4 pisos, alquilados a 1.000 euros al mes cada uno de ellos, por lo que ha facturado en total 48.000 euros. Uno de los pisos está alquilado al sobrino del señor F.L.R., por lo que hay una operación vinculada valorada en 12.000 euros. Además, el señor F.L.R. cobra de su sociedad un salario bruto anual de 30.000 euros. ¿Deben declararse las dos operaciones? 

Los 30.000 euros de salario del socio único superan el 50% de la cifra de negocios (48.000 x 50% = 24.000), por lo que SÍ debe declararse.

El alquiler al sobrino es otro tipo de operación distinta al salario del señor F.L.R., por lo que se debe analizar por separado. En concreto es un servicio prestado, valorado en 12.000 euros. Como los 12.000 euros no superan el 50% de la cifra de negocios (48.000 x 50% = 24.000), esta operación NO debe declararse.

Ejemplo 3:

La sociedad TEF-CLOTHES, S.L. se dedica a la venta de ropa y complementos, y durante 2021 facturó 620.000 euros. Uno de sus socios es M.R.H, con un 30% de participación. El proveedor principal es la sociedad TEF-CONFECCIONES, S.L., al que ha comprado ropa y complementos por valor de 270.000 euros durante 2021. Los socios de TEF-CONFECCIONES, S.L. son el padre y el tío de M.R.H., con el 50% de participación cada uno, por lo que existe una vinculación entre las dos sociedades. 

¿Se debe declarar esta operación? SI, las dos sociedades deben declarar la operación, puesto que supera los 250.000 euros.

¿Conocías el modelo 232? ¿Te quedan dudas sobre si deberías presentarlo? Te agradeceremos que nos dejes un comentario con tu consulta u opinión.

Adelante, déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: Puedes consultar la política de privacidad.