Saltar al contenido
Home » Blog » Hacienda siempre gana: los intereses de demora tributan en Renta 

Hacienda siempre gana: los intereses de demora tributan en Renta 

Una sentencia del Tribunal Supremo del pasado 12 de enero, cambia por completo el criterio solamente dos años después del anterior cambio. Con esta decisión, en caso de ganar un litigio con la Administración, los intereses de demora pagados por Hacienda tributan en Renta en la base imponible general. Continua leyendo, que te explicamos con más detalle cómo te puede afectar este cambio. 

Intereses de demora, qué son y en qué casos se cobran

Los intereses de demora son la cantidad que Hacienda te paga como indemnización por el retraso en el abono de un pago que debía hacerte, como por ejemplo la devolución de la Renta. También, por ejemplo, si Hacienda te practica una liquidación excesiva que, después de recurrirla, un Tribunal acaba anulando. 

Actualmente, el tipo de interés de demora es del 4,0625%, por lo que si Hacienda debe devolverte 2.350€ de Renta y tarda exactamente un año más de lo permitido en devolvertelos, lo hará añadiendo 95,47€ de intereses de demora.

Si quieres saber más sobre los intereses de demora, te recomendamos nuestra entrada dedicada exclusivamente a ellos. Tienes incluso una calculadora de Hacienda a tu disposición para ayudarte con el cálculo.

Criterio anterior sobre los intereses de demora

Tradicionalmente, Hacienda consideraba que los contribuyentes debían tributar por esos intereses de demora obtenidos. Se consideraban una ganancia patrimonial que debía integrarse en la base del ahorro de la Renta, por lo que sobre el importe recibido había que tributar en una escala que empezaba en el 19% y acababa en el 23%. 

En diciembre de 2020 todo esto cambió. Los Tribunales dejaron claro que no había ganancia patrimonial en los intereses de demora de las devoluciones tributarias ganadas a Hacienda. Consideraba que no existía una ganancia patrimonial, sino que se resarcia una pérdida sufrida anteriormente y que el contribuyente recibía lo que ya tenía, pero en su valor actualizado por el tiempo que no había podido disponer del dinero que le pagó a Hacienda indebidamente.

Donde dije digo, digo Diego

En la reciente sentencia del Tribunal Supremo del pasado 12 de enero, se vuelve a modificar el criterio. Consideran que los intereses de demora tributan en Renta, ya que son una ganancia patrimonial, “por mucho que la propia Administración sea causante de la lesión de los derechos económicos del contribuyente”. 

Pero no se queda aquí. Si antes de diciembre de 2020 ya se consideraba que los intereses de demora era una ganancia patrimonial que tributaba en la base del ahorro (en una escala que actualmente va del 19% al 28%), ahora consideran que se trata de una ganancia patrimonial que tributa en la base general. ¿Y qué significa esto? Pues que dependiendo de tus ingresos, podrías acabar pagando en torno al 50% de los intereses que recibas de Hacienda. 

Este nuevo criterio puede “estimular” a Hacienda a actuar de un modo irresponsable, pues sabe que aun teniendo que pagar intereses de demora, una parte le vendrá retornada con la Renta de los contribuyentes. 

Y a ti ¿que te parece este cambio de criterio de Hacienda respecto a la tributación de los intereses de demora? Déjanos un comentario aquí abajo con tu opinión y, si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarnos (ya sabes, puedes hacerlo vía mail a consultas@tuexpertofiscal.es o a través del formulario de contacto).

Adelante, déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: Puedes consultar la política de privacidad.