Saltar al contenido
Home » Blog » La indemnización por despido no tributa en Renta

La indemnización por despido no tributa en Renta

Así, como lo lees, la indemnización por despido no tributa en Renta. Eso sí, Hacienda no regala nada, hay una serie de condicionantes, límites y trucos que debes saber, y que aquí te vamos a enseñar 😉, para que Hacienda no se quede parte de tu indemnización por despido.

¿Qué cantidades se cobran en un despido?

Antes de explicarte por qué la indemnización por despido no tributa en Renta, que es el objetivo de esta entrada, hemos de tener claro qué es una indemnización.

La indemnización la podemos definir como la compensación que te paga el empleador por poner fin a tu contrato laboral. 

Junto con la indemnización por despido te pagarán lo que se conoce como el finiquito, ¡es muy importante que no los confundas ya que la indemnización por despido no tributa en renta y el finiquito sí!

Diferencias entre indemnización y despido

Antes de entrar en el tema fiscal, y sin ser nosotros expertos en materia laboral (por eso somos tu experto fiscal 😉), hemos de aclarar los conceptos:

  • El finiquito se paga siempre que termina un contrato, la indemnización no.
  • El finiquito incluye
    • El salario de los días que has trabajado ese mes.
    • Las vacaciones no disfrutadas.
    • Las horas extra.

Vistas las diferencias, analizamos cómo afecta a tu Renta la indemnización por despido.

Despido exento en Renta

La indemnización por despido no tributa en Renta siempre que el importe de la indemnización sea inferior o igual a 180.000 euros.

La indemnización para la mayoría de mortales es inferior a esa cantidad por lo que, tal y como afirmamos en el título, la indemnización por despido no tributa en Renta.

Cómo ahorrar impuestos si tu indemnización es superior a 180.000 euros

Si tu indemnización es superior a 180.000 euros, la cantidad que exceda de esos 180.000 euros tributa en renta como rendimiento del trabajo y, por lo tanto, se incluye en tu Base General.

Quédate con ese importe, si tu indemnización es como la de los trabajadores de a pie y no supera los 180.000 euros, ese dinero va directo a tu bolsillo y no le pagarás nada a Hacienda.

Recuerda que el finiquito sí tributa en renta. Consigue la tranquilidad fiscal y contacta con un asesor experto.

Rendimientos con generación superior a dos años

Los rendimientos con generación superior a 2 años tienen una reducción del 30% o, lo que es lo mismo, el 30% de la cantidad que exceda de los 180.000 euros, tampoco tributa en Renta.

¡Pero cuidado! Para que el despido se considere con generación superior a 2 años hay que cumplir un requisito innegociable:

  • Desde que se genera el derecho a cobrar la indemnización hasta que se cobra han de pasar más de dos años. ¿Quiere eso decir que me echan y me he de esperar 2 años para cobrar? NO. Quiere decir que tienes que haber trabajado en esa empresa más de dos años, en caso contrario, no puedes aplicarte la reducción del 30%.

Además del requisito anterior, la reducción tiene unos límites:

  1. Límite anual . El importe máximo de la indemnización no exenta (la parte que excede de los 180.000 euros) con derecho a la reducción no puede superar los 300.000 euros anuales.
  2. Límite específico . Si la indemnización no exenta (la parte que excede de los 180.000 euros)  está entre 700.000,01 y 1.000.000 de euros, la reducción del 30% sólo se aplica sobre el resultado de restar a 300.000 euros la diferencia entre la cuantía no exenta y 700.000 euros. ¡Atención! Si estás leyendo esto y tu parte de indemnización no exenta es igual o superior a 1.000.000 de euros, la reducción no se aplica.

El truco para ahorrarte dinero 😎

Fíjate que, de los límites del punto anterior, el primero es un límite anual. Esto quiere decir que te puede interesar fraccionar el cobro de la indemnización en varios años para aplicar la reducción del 30% en más de un ejercicio.

La mentira que te cuenta tu cuñado  🤨

Escucharás y leerás que, la reducción del 30% (recordemos que sobre el exceso de 180.000 euros) no es aplicable si en los 5 años anteriores ya te has aplicado la reducción. Pues bien, eso no es cierto ya que, en indemnizaciones por despido ese límite de 5 años no aplica.

Ejemplo: Cómo tributa en renta la indemnización por despido en la Renta 2022

A Juan le despidieron en el ejercicio 2022 y tiene que presentar la Renta 2022. Los importes que cobró Juan son:

  • Finiquito: 1.550 euros brutos
  • Indemnización: 24.000 euros brutos

Como la indemnización que cobró Juan es inferior a 180.000 euros,  la indemnización por despido no tributa en Renta. Juan conserva íntegros los 24.000 euros de indemnización.

El finiquito de 1.550 euros sí deberá incluirlo como rendimientos de trabajo.

Las dos cantidades anteriores aparecerán en los datos fiscales de Juan, que previamente los ha descargado siguiendo estas instrucciones.

¿Qué pasaría si la indemnización de Juan fuese de 240.000 euros y ha estado trabajando en la empresa más de dos años?

Los 60.000 euros (240.000 – 180.000) que excedan, podrán gozar de la reducción del 30%.

Siendo así, Juan integrará en su base general los 1.550 euros de finiquito más 42.000 euros de indemnización (60.000 – (60.000*30%)).

¿Dudas con tu Renta 2022? ¿Has sufrido un despido en 2022 y quieres saber cómo declarar sin problemas? ¿Te han despedido y quieres negociar el fraccionamiento de tu despido para aplicar la reducción del 30%? Resuelve todas tus dudas dejando un comentario o contactándonos a través de este formulario.

Etiquetas:

Adelante, déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: Puedes consultar la política de privacidad.