Saltar al contenido
Home » Blog » Factura con o sin retención

Factura con o sin retención

Te das de alta de autónomo y, antes de empezar, ya te surge la primera duda, ¿factura con o sin retención? La respuesta a esta pregunta es de vital importancia ya que, en función de si estás obligado o no a emitir tus facturas con retención, tus obligaciones fiscales cambian.

Sigue leyendo y resuelve tu duda, ¿factura con o sin retención?

¿Qué rentas están sujetas a retención?

El salario, los rendimientos de una actividad económica, los dividendos, las ganancias patrimoniales… todas estas rentas están sujetas a retención pero, las facturas que emites como autónomo, ¿a qué tipo de renta corresponden?. Lo que factures como autónomo tiene la consideración de actividad económica por lo que, a priori, llevarán retención.

Hacienda publica cada año el listado de todos los tipos de retenciones, te lo dejamos aquí por si quieres echar un vistazo.

¿Todas las facturas de autónomos llevan retención?

NO.

La clave para resolver el dilema “factura con o sin retención” consiste en determinar si tu actividad económica tiene carácter empresarial o profesional.

A nivel general, podemos determinar que, si realizas una actividad económica empresarial, tus facturas irán sin retención y, en caso contrario, si realizas una actividad económica profesional, tus facturas irán con retención.

IMPORTANTE: No es lo mismo darse de alta de actividad en Hacienda (con un modelo 036 o 037 en función de cada caso) qué darse de alta de autónomo en la Seguridad Social. 

¿Mi actividad es empresarial o profesional?

Aquí es donde se decide la relación y las obligaciones que vas a tener con Hacienda y, la clave para diferenciar si tu actividad es empresarial o profesional, depende del Impuesto sobre Actividades Económicas o IAE.

El IAE establece 3 grandes grupos:

  • Sección primera: actividades empresariales
  • Sección segunda: actividades profesionales
  • Sección tercera: actividades artísticas

Las actividades empresariales (las de la Sección primera del IAE) son aquellas que, en síntesis, necesitan de una estructura empresarial, podríamos decir que necesitas algo más que un ordenador (maquinaria, herramientas, etc). Poniéndo un ejemplo fácil, tu vecino Paco, el del quinto, que tiene un taller de reparación de vehículos, realiza una actividad empresarial y, por lo tanto, emite sus facturas sin retención. (Sí, el bueno de tu vecino Paco hay muchas veces que no te hace factura, pero ese a es otro tema).

Las actividades profesionales, en cambio, son aquellas que, en síntesis, no requieren una estructura empresarial o, simplificando, aquellas que necesitan el conocimiento profesional de un individuo/a. Un ejemplo claro de actividad profesional es el abogado, médico, psicólogo, etc. Siguiendo con el ejemplo de tu comunidad de vecinos, Marta, que vive en el bajo con jardín, es psicóloga, está dada de alta como actividad profesional y, por lo tanto, sus facturas llevan retención.

¿Eres artista? El 26 de enero de 2023 se aprobó una normativa relacionada con el Estatuto del Artista que te interesa y beneficia. 

Obligaciones fiscales de una actividad empresarial

Una vez aclarado que la actividad empresarial factura sin retención, ¿que obligaciones fiscales tiene un autónomo dado de alta de actividad empresarial?

Un autónomo dado de alta de una actividad empresarial tiene que presentar el modelo 130. Este modelo es una “autoretención” ya que, conforme va avanzando el año, el autónomo ha de calcular su beneficio acumulado (diferencia entre sus ingresos y sus gastos) y pagar una cantidad a cuenta de forma trimestral.

Obligaciones fiscales de una actividad profesional

Y, en el caso de un autónomo dado de alta de actividad profesional, ¿que obligaciones fiscales tiene?

Un autónomo dado de alta de una actividad profesional, emite sus facturas con retención.

El tipo de retención en factura, en el caso general, es del 15%. En el caso de autónomos que se den de alta por primera vez, durante ese año y los dos siguientes, la retención que deberán aplicar en sus facturas será del 7%. En el caso de los módulos (los famosos moduleros que no tardarán mucho en desaparecer) van, en algunos casos, al 1%, pero no vamos a entrar aquí en ese tema.

IMPORTANTE: Si el autónomo dado de alta de una actividad profesional factura a un particular, esa factura NUNCA llevará retención, ya que el particular que la recibe no está obligado a ingresar esa retención en Hacienda.

FAQ – Preguntas típicas sobre las retenciones

¿Puedo aplicar en factura un tipo de retención superior al 15%?

No, el máximo a aplicar es el 15%. Si tienes la suerte que obtienes mucho beneficio, ves haciendo hucha para la declaración de renta ya que, probablemente, te saldrá a pagar.

¿El tipo del 7% es opcional durante el año de alta y los dos siguientes?

No. El tipo del 7% durante el año de alta de actividad y los dos siguientes es obligatorio. Necesitarás una buena planificación de tesorería para no pillarte los dedos en tu declaración de renta.

¿Y si la factura está mal, tiene alguna responsabilidad el pagador?

Esta no te la esperabas pero si la factura que recibes del autónomo está mal y no te has dado cuenta… tú, como pagador, eres responsable a efectos de Hacienda. Esto te lo contaremos próximamente en una nueva entrada.

Llegados a este punto, factura con o sin retención, ¿te queda alguna duda? En caso afirmativo, no te calientes la cabeza, escríbenos a través del formulario de contacto, escríbenos en consultas@tuexpertofiscal.es o déjanos un comentario con tu consulta, que te va a salir gratis.

Adelante, déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: Puedes consultar la política de privacidad.