Saltar al contenido
Home » Blog » Declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta

Declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta

El 2022 no ha sido un buen año para las criptomonedas. Bitcoin, por ejemplo, ha perdido más del 50% de su valor desde principios de años hasta el día de hoy. Si te gustaría poder declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta para poder compensarlas pero al mismo tiempo pretendes mantener tus criptomonedas, continua leyendo porque lo que vamos a explicarte te interesa mucho.

¿Qué entiende Hacienda que son las criptomonedas?

En la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo se define de la siguiente forma: 

“Se entenderá por moneda virtual aquella representación digital de valor no emitida ni garantizada por un banco central o autoridad pública, no necesariamente asociada a una moneda legalmente establecida y que no posee estatuto jurídico de moneda o dinero, pero que es aceptada como medio de cambio y puede ser transferida, almacenada o negociada electrónicamente.”

Al mismo tiempo, la Dirección General de Tributos (DGT) ha respondido a muchas consultas vinculantes sobre las criptomonedas, partiendo de la base de la definición anterior. En concreto, se han definido las criptomonedas como “bienes inmateriales, computables por unidades o fracciones de unidades, que no son moneda de curso legal, que pueden ser intercambiados por otros bienes, incluyendo otras monedas virtuales, derechos o servicios,[…], y que pueden adquirirse o transmitirse generalmente a cambio de moneda de curso legal.”

Obviamente, el fin último de Hacienda siempre ha sido hacer una definición del concepto de criptomoneda que al mismo tiempo permita establecer su tributación. 

Además, la DGT también se ha encargado de aclarar que “cada moneda virtual tiene su origen en un protocolo informático específico, distinto ámbito de aceptación, distinta liquidez, valor y denominación”. Es decir, a la hora de declararlas debes separar cada tipo de criptomoneda, no puedes mezclar Bitcoin con Ethereum, por poner un ejemplo.

En resumen, y esto es muy importante a efectos de la “cláusula de no aplicación” que te explicamos más abajo, una criptomoneda NO es ni un valor ni una participación, se entiende que es un medio de pago.

¿Cómo se declaran las ganancias y pérdidas de criptomonedas en la Renta?

Si durante el año has hecho compras y ventas de criptomonedas, o incluso permutas de una criptomoneda por otra, se considera una ganancia o pérdida patrimonial. 

El cálculo de dicha ganancia o pérdida es sencillo, se trata de la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión. O dicho de otra forma, la diferencia entre el importe por el que has vendido y el importe por el que compraste. Además, cuando hagas el cálculo debes tener en cuenta las comisiones o fees que hayas soportado, de forma que se reducirá la ganancia o aumentará la pérdida. El resultado de esa operación irá a la denominada Base del Ahorro de la Renta. 

En el caso de que hayas tenido una ganancia deberás aplicar la escala que va del 19% al 26% (en 2023 se aumenta hasta el 28%, te lo explicamos en esta publicación). 

¿Y si el resultado es una pérdida? También puedes declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta. Te servirá para compensarla con otras ganancias que tengas, ya sean de criptomonedas o de otros elementos, como puede ser la venta de acciones, de fondos de inversión o incluso de un piso. Si durante el año no has tenido ganancias que te permitan compensar, dispones de 4 años para hacerlo.

El método para saber que criptomonedas estas vendiendo es el que llamamos FIFO (first in, first out). O lo que es lo mismo, cuando vendes, se entiende que estás vendiendo el más antiguo de los que compraste.

Ejemplo de compensación de pérdidas de criptomonedas

Pongamos un ejemplo, que siempre se entiende mejor. Compraste 1 Bitcoin en enero de 2022 por 40.000€ y otro en el mes de mayo por 32.000€. En diciembre de 2022 vendes un Bitcoin por 18.000€. Aplicando el criterio FIFO, estas vendiendo el Bitcoin que compraste en enero, por lo que tienes una pérdida de 22.000€ que puedes incluir en tu Renta de 2022. Si tienes alguna ganancia, podrás compensarla con esta pérdida. Si no tienes ganancias durante 2022, tendrás 4 años para compensar la pérdida, es decir, hasta la declaración de la Renta de 2026.

La cláusula de no aplicación

Se conoce con este nombre a un caso particular en el cual NO puedes declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta. En concreto, se trata de aquellas pérdidas producidas por la venta de bienes que se recompran.

Sintetizando mucho, Hacienda considera que, si vendes algo con pérdida y vuelves a comprarlo en un plazo determinado, esa pérdida no puedes incluirla en la Renta. ¿Y cual es este plazo? Hay que distinguir entre 3 tipos de bienes:

  • Valores o participaciones no admitidos a negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores definidos en la normativa comunitaria: un año anterior o posterior a la transmisión.
  • Valores o participaciones admitidos a negociación en alguno de los mercados secundarios oficiales de valores definidos en la normativa comunitaria: dos meses anteriores o posteriores a la transmisión.
  • Restantes elementos patrimoniales: un año posterior a la transmisión.

Al principio hemos visto cómo define Hacienda las criptomonedas, y en ningún caso hablaban de valores o participaciones, por lo que las criptomonedas deberían englobarse en ese tercer apartado de restantes elementos patrimoniales. 

Ejemplo de cláusula de no aplicación

Sigamos con el ejemplo del punto anterior. Imagina que ese Bitcoin que compraste en enero y vendiste en diciembre de 2022, lo vuelves a comprar en enero de 2023. En ese caso, como no ha transcurrido un año entre la venta y la recompra, no podrías declarar la pérdida en la Renta. 

Saltarse la cláusula de no aplicación para declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta

Como seguramente ya habrás visto, esta norma establece que no podrás declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta si recompras el mismo elemento durante el año posterior. ¡Pero no menciona nada del año anterior! Esto quiere decir que, si tienes la idea de vender para materializar la pérdida y posteriormente volver a comprar, debes hacer la compra antes de la venta. De esta forma podrás saltarte la cláusula de no aplicación y declarar una pérdida en la Renta.

Con un ejemplo se entiende mejor

Volvamos al ejemplo que hemos visto anteriormente. Compraste un Bitcoin por 40.000€ en enero de 2022 y en diciembre vale 18.000€, pero dudas si venderlo o no. También tienes una ganancia de la venta del piso que heredaste de tu abuela, pongamos de 30.000€. Realmente no tienes intención de vender tu Bitcoin, pero materializar la pérdida de valor que ha tenido te vendría muy bien para compensar la ganancia en la venta del piso que heredaste de tu abuela. 

La solución es comprar un Bitcoin por 18.000€ euros e inmediatamente después vender un Bitcoin también por 18.000€. Como ya hemos comentado antes, el método aplicado es FIFO, por lo que el Bitcoin que estás vendiendo es el comprado en enero, no el que acabas de comprar. 

De esta forma mantienes tu Bitcoin y al mismo tiempo compensas la ganancia de 30.000€ de la venta del piso con la pérdida de 22.000€ del Bitcoin, tributando solamente por la diferencia de 8.000€.

Si tienes dudas sobre cómo debes declarar tus criptomonedas, podemos ayudarte. Escríbenos un comentario con tu situación y te daremos respuesta lo antes posible, la primera consulta es gratis 😉

2 comentarios en «Declarar pérdidas de criptomonedas en la Renta»

  1. Buenas!
    Yo compré algunas monedas en 2021, pero no declaré la compra porque no sabía que había que hacerlo (no sé a día de hoy si estaba obligada) y el 31 de diciembre de 2023 decidí sacar todo con pérdidas porque quería desentenderme de este tema.
    Invertí como 2000 y saqué 1700, por lo que perdí 300 euros. ¿Cómo debo incluir esto en la declaración de la Renta (en el caso de que tenga que hacerlo)?

    1. Hola, Soraya

      Gracias por escribirnos. En ese caso, debes declarar esa pérdida. Para ello, debes ir al apartado Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión o permuta de monedas virtuales por particulares. Allí debes indicar la criptomoneda que has vendido, si has vendido por euros o por otra moneda, el valor de transmisión y el de adquisición (incluyendo los gastos). De esa forma, quedará informado todo en las casillas 1800 a 1808.

      Saludos,

      TEF

Adelante, déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: Puedes consultar la política de privacidad.