Saltar al contenido
Home » Blog » Prorrata general de IVA con ejemplos

Prorrata general de IVA con ejemplos

Como autónomo o empresa es posible que hagas más de una actividad diferente y, en algunos casos, esas actividades tienen un tratamiento distinto en cuanto al IVA. En esos casos, deberás aplicar la regla de la prorrata. Sigue leyendo que a continuación te explicamos la prorrata general de IVA con ejemplos prácticos. 

¿Qué es la prorrata de IVA?

La regla de prorrata de IVA es un sistema que permite solucionar las dificultades en la deducción del IVA soportado en aquellos casos en los que se realizan dos o más actividades simultáneamente cuando al menos una de esas actividades es sujeta y no exenta de IVA, dando derecho a la deducción de cuotas soportadas, y otra actividad es sujeta pero exenta de IVA, no dando derecho a la deducción de cuotas soportadas. 

Quizás la explicación anterior te ha dejado un poco frío😰, así que veamos un ejemplo al detalle para que se entienda mejor.

Con un ejemplo siempre es más fácil

Una clínica de fisioterapia en la que se realizan dos actividades, por un lado la propia de fisioterapia y por otro lado la venta de productos como cremas. 

La fisioterapia es una actividad exenta de IVA que, por lo tanto, NO da derecho a la deducción del IVA soportado. Es decir, si solamente realiza esta actividad, no repercute IVA a sus clientes y, al mismo tiempo, el IVA que soporta no puede deducírselo. No tendrá que hacer declaraciones de IVA (se ahorra presentar el modelo 303).

Por otro lado, la venta de cremas es una actividad sujeta y no exenta de IVA, que da derecho a la deducción del IVA soportado. Por esta actividad deberá hacer declaración de IVA, consignando el IVA repercutido por la venta de cremas y el IVA soportado por las compras y gastos que ha tenido.

En el caso de realizar las dos actividades simultáneamente, si que deberá hacer declaraciones de IVA, pero no podrá deducir todo el IVA que soporta. ¿Cómo se puede saber qué parte del IVA es deducible y que parte no lo es? Precisamente la prorrata permite responder a esa pregunta. Continua leyendo que te lo explicamos con detalle.

Existen dos tipos de prorrata

Si te había parecido un poco complicado, ahora le añadimos un punto más de dificultad. Existen dos tipos de prorrata, la prorrata general de IVA y la prorrata especial de IVA. Realmente son bastante parecidas, no te preocupes, pero a la hora de aplicarlas cambia un poco. 

En esta entrada vamos a centrarnos en la prorrata general de IVA, que es más sencilla y que puede aplicar cualquiera cuando comienza su actividad. En otra entrada veremos la prorrata especial y en qué casos es obligatorio utilizarla. 

Veamos la prorrata general de IVA con ejemplos

Como ya hemos comentado, en el caso de realizar dos actividades, cuando una de ellas da derecho a deducción de las cuotas soportadas y la otra no, hay que calcular la prorrata para conocer el porcentaje de IVA soportado que podemos deducir. Dicho porcentaje se aplica sobre el total del IVA soportado para conocer el importe exacto que podemos deducir.

¿Y cómo se calcula el porcentaje de la prorrata general? Con el importe de nuestra propia facturación. Es una división en la que el numerador es el total de operaciones que dan derecho a deducción y el denominador es el total de operaciones (las que dan derecho a deducción y las que no). El resultado se redondea por exceso. La fórmula para el cálculo de la prorrata general queda de esta forma:

Esto significa que, si facturamos más con la actividad no exenta (que da derecho a deducción) que con la actividad exenta (que no da derecho a deducción), el porcentaje será mayor al 50%.

Con un ejemplo se entiende mejor

Veamos un ejemplo típico para estos casos, el de una sociedad que tiene varios inmuebles alquilados. Algunos de ellos son locales, que se alquilan con IVA, por lo tanto, actividad no exenta que da derecho a deducción de las cuotas soportadas de IVA. Otros son pisos, que se alquilan sin IVA, por lo tanto, actividad exenta que no da derecho a la deducción de la cuotas soportadas de IVA. 

Para calcular la prorrata, debemos saber el volumen de operaciones de cada una de las dos actividades. Consideraremos que:

  • Volumen de operaciones del alquiler de locales: 48.000€.
  • Volumen de operaciones del alquiler de viviendas: 36.000€
  • Volumen de operaciones total (48.000 + 36.000) = 84.000€
  • IVA soportado = 5.300€

Cálculo de la prorrata:

Como hemos dicho que se redondea por exceso, nuestra prorrata general de IVA en este caso es de un 58%. 

Ya conocemos el porcentaje de prorrata general de IVA, pero quizás ahora estés pensando, ¿y qué hago con ese porcentaje? Solamente tienes que aplicarlo al total de IVA soportado durante el año. Es decir, de todas las facturas recibidas con IVA, solamente podrás deducir un 58% de ese IVA. Si el IVA soportado es de 5.300€, el 58% son 3.074€ que SI puedes deducirte. 

En este ejemplo, del total de IVA soportado, que son 5.300€, puedes deducir solamente 3.074€, pero la diferencia no la pierdes sin más. Esos 2.226€ de IVA soportado no deducible serán un gasto en tu actividad. No todo iba a ser malo, ¿no? 😉

¿Qué pasa con la prorrata general de IVA si mi ventas varían de un año a otro?

Si has llegado hasta aquí te damos la enhorabuena, significa que realmente te interesa el funcionamiento de la prorrata pero te ha quedado una duda importante. Has pensado en que realmente no puedes conocer el volumen de operaciones de cada actividad hasta que acabe el año y, por lo tanto, no tienes forma de calcular la prorrata general de IVA correctamente. 

La solución a tu duda es lo que llamamos regularización de la prorrata general de IVA. Durante el año debes aplicar el porcentaje de prorrata general de IVA correspondiente al año anterior, será la prorrata provisional. Una vez acabado el año, cuando ya puedes conocer con exactitud el volumen de operaciones de cada actividad, debes calcular el porcentaje correspondiente a ese año, lo que será la prorrata general de IVA definitiva. En la última declaración de IVA debes regularizar la situación, de forma que si la prorrata definitiva es mayor que la que venias aplicando, podrás deducir más IVA del que venías deduciendo. Por el contrario, si el porcentaje de prorrata definitiva es inferior al que venías aplicando, te habrás deducido más IVA del que te corresponde y ahora deberás restarlo. Veámoslo con un ejemplo.

Sigamos con el ejemplo anterior

En el ejemplo anterior hemos visto una sociedad que alquila locales y viviendas que tiene una prorrata del 58% en el que consideramos el año 1. Durante el siguiente año, llamémosle año 2, aplica ese 58% durante todo el año, pero en el modelo 303 de IVA correspondiente al cuarto trimestre debe regularizar la situación. 

El volumen de operaciones y el IVA soportado del año 2 son los siguientes:

  • Volumen de operaciones del alquiler de locales: 55.000€.
  • Volumen de operaciones del alquiler de viviendas: 36.000€
  • Volumen de operaciones total (55.000 + 36.000) = 91.000€
  • IVA soportado = 4.900€

Cálculo de la prorrata:

Una vez más recordamos que se redondea por exceso, por lo tanto, la prorrata general de IVA en este ejemplo es de un 61%. 

Como durante el año ha aplicado una prorrata provisional del 58%, de los 4.900€ de IVA soportado solamente ha deducido 2.842€. En el modelo 303 del cuatro trimestre, aplica la prorrata general de IVA definitiva, que es del 61%, por lo que puede deducir 2.989€. Es decir, con la nueva prorrata se pueden deducir 147€ euros más. 

Para informar de la regularización de la prorrata el modelo 303 dispone de una casilla específica, la casilla 44, que se describe como “Regularización por aplicación del porcentaje definitivo de prorrata”.

Ponte en contacto con nosotros si tienes dudas sobre la prorrata o cualquier tema relacionado con el IVA. Puedes hacer escribiendo un comentario aquí abajo, a través del formulario de contacto o con mail directamente a consultas@tuexpertofiscal.es. ¡Será por opciones! No te quedes con la duda, contáctanos y consigue la tranquilidad fiscal.

Adelante, déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: Puedes consultar la política de privacidad.