Saltar al contenido
Home » Blog » El nuevo Impuesto al Plástico para 2023

El nuevo Impuesto al Plástico para 2023

El año 2023 viene cargado de cambios en la fiscalidad y de nuevos impuestos, entre ellos el Impuesto al Plástico. Si estás aquí es porque posiblemente hayas escuchado algo al respecto pero te surgen muchas dudas. Te invitamos a leer hasta el final para conocer un poco mejor el nuevo Impuesto al plástico. Y si no habías escuchado nada sobre este nuevo impuesto, coge sitio, ya que es posible que te afecte y aún no lo sepas.

Detalles sobre el nuevo Impuesto al Plástico

El nombre completo es Impuesto Especial sobre los Envases de Plástico No Reutilizables y fue aprobado el pasado mes de abril de 2022, aunque entrará en vigor el 1 de enero de 2023. En la Ley aprobada se especifica que tiene la consideración de envase todo producto destinado a prestar la función de contener, proteger, manipular, distribuir y presentar mercancías.

Aunque la Ley ya está aprobada, aún no se ha aprobado la Orden Ministerial que regula el impuesto y los modelos que deberán presentarse a Hacienda. Como lo oyes, por increíble que parezca, a falta de menos de un mes para que entre en vigor, aún no se ha aprobado la orden que lo regula. Sí existe un proyecto de orden que puedes leer aquí, que no debería ser muy distinto del que finalmente se apruebe. 

Los contribuyentes serán los fabricantes, importadores y adquirentes intracomunitarios, aunque a la práctica este nuevo impuesto nos va a afectar a todos ¿Quieres saber cómo? Continua leyendo que más adelante entraremos al detalle de cada caso concreto. 

En el caso de fabricantes y adquirentes intracomunitarios, deberán inscribirse en el registro territorial del Impuesto especial sobre envases de plástico no reutilizables y obtener un Código de Identificación del Plástico (CIP). El plazo para inscribirse es de 30 días naturales desde la entrada en vigor de la Orden Ministerial reguladora, que como ya hemos comentado dos párrafos más atrás, continúa en tramitación. 

¿Cuánto y cuándo habrá que pagar?

El importe a pagar se calculará en función del plástico no reciclado que contenga el producto, expresada en kilogramos. Solamente se aplica sobre los productos del ámbito del impuesto, es decir, sobre aquellos no reutilizables, los llamados plásticos de un solo uso. ¿Y si el producto contiene plástico reciclado y no reciclado? En ese caso, solamente se pagará el Impuesto al Plástico por la parte de plástico no reciclado.

Ya conocemos la base imponible del impuesto, pero ¿cuál es el tipo impositivo? Pues se pagarán exactamente 0,45 euros por cada kilo de plástico no reciclado. Además, el impuesto formará parte de la base imponible a efectos del cálculo del IVA.

Para ingresar el Impuesto al Plástico en Hacienda tendrás el mismo plazo que tienes para ingresar el IVA. Es decir, si presentas el IVA trimestralmente, también ingresarás el Impuesto al Plástico de forma trimestral. En cambio, si estás obligado a presentar el IVA mensualmente, deberás ingresar el Impuesto al Plástico cada mes.

¿Quién paga el Impuesto al Plástico y qué obligaciones existen en cada caso?

Como decíamos anteriormente, en la práctica este nuevo Impuesto al Plástico nos va a afectar a todos. Vamos a detallar cada caso concreto con sus respectivas obligaciones:

Fabricante

Si eres fabricante de plástico no reciclado el Impuesto al Plástico se devenga cuando lo vendes. Es decir, debes repercutir el impuesto al comprador en la factura e ingresarlo en Hacienda mediante el modelo 592. La fecha de la factura de venta será la que contará para ingresar el impuesto en Hacienda. Recuerda, solamente deberás repercutirlo a los compradores del territorio de aplicación del impuesto, es decir, de España. Si lo vendes al extranjero, el comprador se libra del impuesto. 

También tendrás que llevar una contabilidad de los productos que forman parte del ámbito objetivo del impuesto que deberás enviar a Hacienda. 

Adquirente intracomunitario 

En el caso de que adquieras este tipo de plástico de un país comunitario, también deberás ingresarlo en Hacienda mediante el modelo 592. Pero en este caso, no ingresaras el impuesto cuando vendas el producto, si no en el momento que lo has comprado. La fecha de la factura recibida o el momento en que se inicie el transporte de la mercancía, serán los que marcarán cuándo debes ingresar a Hacienda el Impuesto al Plástico.

Es decir, en este caso, al contrario que en el caso del fabricante, el impuesto sale de tu bolsillo. Si posteriormente vendes el producto, NO podrás repercutir el impuesto al comprador, aunque evidentemente, podrás subirle el precio para recuperar lo que has pagado.

En cualquier caso, tendrás que consignar el importe del impuesto en la factura o en un certificado si el comprador te lo solicita. ¿Y para qué querrá el comprador que detalles el impuesto si realmente no puedes repercutirselo? Te lo explicamos un poco más adelante.

Por último, ten en cuenta que también deberás llevar un libro registro de las existencias.

Importador

El importador NO presenta el modelo 592, sino que ingresa el impuesto en la aduana, con el DUA a la importación. 

Si es tu caso, ten en cuenta que podrás pedir la devolución del impuesto pagado mediante el modelo A22 cuando alguno de los productos importados lo envíes posteriormente fuera del territorio de aplicación del impuesto. También tendrás derecho a la devolución si el plástico deja de ser adecuado para su utilización o si se destruye o se devuelve para su destrucción o para su reincorporación al proceso de fabricación.

Adquirente

¿Pero no habíamos quedado en que los contribuyentes son los fabricantes, importadores y adquirentes intracomunitarios? Correcto, pero como decíamos anteriormente, el impuesto nos afecta a todos. ¿Cómo? Pues de varias formas. Por un lado, si compras a un fabricante, te repercute el impuesto. Y, por otro lado, si compras a un adquirente intracomunitario o a un importador, aunque no pueda repercutírtelo, te subirá el precio para recuperar lo que ha pagado.  Así que en la práctica es como si lo pagaras tú.

Si este es tu caso, ten en cuenta lo siguiente: en el caso de que los compres para posteriormente enviarlo al extranjero, para destinarlo a envases de medicamentos, productos sanitarios, etc., o si pretendes modificar el producto para que sea reutilizable… ¡Estás de suerte, puedes pedir la devolución del impuesto! 

Para pedir la devolución tendrás que presentar el modelo A22, y deberás conservar la factura o certificado con el detalle del impuesto. Recuerda siempre solicitar que detallen el impuesto en la factura.

¿Existen supuestos de no sujeción y exenciones?

Si, existen casos en que los plásticos no están sujetos al impuesto. Por ejemplo, en el caso de los fabricantes, cuando se envíen directamente fuera del territorio de aplicación del impuesto. Te dejamos un enlace de Hacienda donde puedes consultar los supuestos de no sujeción. 

También existen exenciones, es decir, casos concretos en los que no debes ingresar el impuesto aunque todo parezca indicar que sí deberías hacerlo. Por ejemplo, quedan exentas las importaciones y adquisiciones intracomunitarias  cuando el peso total del plástico no reciclado contenido en los envases comprados no supere los 5 kilogramos en un mes. Aquí puedes consultar las exenciones. 

Es posible que ahora mismo te surjan muchas dudas, no es un impuesto fácil de entender, ¡Pero estamos aquí para ayudarte! Si tienes dudas al respecto puedes dejarnos un comentario aquí abajo o escribirnos a través del formulario de contacto.

Adelante, déjanos tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Finalidad: Responder a tus comentarios.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: Puedes consultar la política de privacidad.